Contactar English Castellano Català

Monitorización y sistemas auxiliares

Monitorización

Una monitorización fiable es uno de los aspectos más críticos para la seguridad de las operaciones robóticas. Ésta implica un conocimiento en tiempo real del entorno y una alta fiabilidad en el hardware, aspectos que se han tratado en el TJO con el equipamiento adecuado.

Dispositivos de soporte para la monitorización meteorológica

Varios sensores proporcionan una monitorización fiable de las variables meteorológicas que son críticas para la seguridad de las operaciones del TJO. Se aplica redundancia en la mayoría de los sistemas (humedad, velocidad del viento, sensor de lluvia, etc.), lo que garantiza decisiones seguras para preservar la integridad del sistema.
  • Previstorm. Este sensor, fabricado por INGESCO, registra las variaciones del campo electrostático para predecir tormentas.
  • EM-Davis. Es una estación meteorológica Davis Vantage Pro II con cuatro nodos distintos. Un nodo está ubicado fuera del edificio del TJO y está equipado con sensores para medir el viento, la humedad, la temperatura y la presión atmosférica. Los otros tres nodos proporcionan datos de temperatura y humedad y están ubicados: en la cúpula del TJO, en la sala de ARES y en la sala de control.
  • EM-SMC. Es una estación meteorológica Campbell Scientific que pertenece al Servei Meteorològic de Catalunya (SMC), propiedad de la Generalitat de Cataluña, y ubicada en el recinto del OAdM.
  • EM-TFRM. Es una estación meteorológica Vaisala que pertenece al Telescopi Fabra-ROA Montsec (TFRM) y que está ubicada en el recinto del OAdM.
  • Sensor de lluvia. Els sensor de lluvia está ubicado cerca de la cúpula del TJO. Es un modelo IRSS88 fabricado por Eigenbrodt.
  • Sensor de nubes Boltwood. El Boltwood Cloud Sensor II está ubicado cerca de la cúpula del TJO y proporciona información diferencial de la temperatura de brillo del cielo (y, por tanto, de la nubosidad).

GPS

Se usa una antena GPS (Garmin) para la determinación de la base de tiempo.

Sistemas auxiliares

Alimentación eléctrica

El OAdM se alimenta directamente de la red eléctrica de la compañía Endesa. La instalación también dispone de un generador de emergencia de 35-kW que proporciona suficiente energía para que el sistema pueda continuar las operaciones, incluso en caso de un fallo del corriente eléctrico.

Varios Sistemas de Alimentación Ininterrumpida (SAIs), usando tecnología de doble conversión, también están instalados en el TJO para proporcionar alimentación eléctrico al los equipos que son muy sensibles a sobre-tensiones y que requieren un aislamiento eléctrico: instrumentación astronómica, sensores, ordenadores y cúpula. La utilización de varias Unidades de Distribución de la Corriente (UDCs) permiten el control automático o remoto de la alimentación eléctrica de varios dispositivos. Los SAIs y los UDCs distribuyen la energía a todos los dispositivos y aseguran la alimentación durante el tiempo suficiente, incluso en el caso de un fallo del suministro eléctrico.

Aislamiento eléctrico

La ubicación del OAdM lo hace propenso a tormentas eléctricas durante los meses de verano. La protección contra las sobre-tensiones es un requerimiento para asegurar la fiabilidad de un observatorio robótico como el TJO.

La instalación del TJO está adecuadamente protegida contra impactos de relámpagos y sobre-tensiones inducidas mediante diferentes tipos de filtros (Ethernet, RS232, etc.). Se usan filtros para los puertos serie estándar y para las conexiones de red, y elementos opto-acoplados (o sea, transmisión a través de fibra óptica) para el resto. También se usan tres tipos de filtros para la distribución de las líneas eléctricas, dependiendo del daño potencial que una sobre-tensión grande podría provocar en el dispositivo.

Internet y LAN

La comunicación a través de Internet es otro elemento a tener en cuenta para la seguridad del observatorio. Se usa una conexión de fibra óptica de 100 Mbps de ancho de banda para las comunicaciones externas. Ésta conecta el observatorio con la Anella Científica, una red de comunicaciones de alta velocidad (de 2 Gbps de ancho de banda) gestionada por el CSUC (Consorci de Serveis Universitaris de Catalunya), y que conecta universidades y centros de investigación de Cataluña. La red está conectada a RedIRIS, la red de investigación española. A través de RedIRIS, se llega a las redes internacionales más avanzadas. La red se monitoriza de forma continua desde el CSUC y también por el sistema de control del observatorio.