Contactar English Castellano Català

Telescopio y Cúpula

Telescopio

El Telescopio Joan Oró (TJO), fabricado por OMI, tiene un espejo primario de 0.8 m de diámetro con un sistema óptico global de F/9.6 en configuración Ritchey-Chrétien. El telescopio tiene una montura ecuatorial de horquilla capaz de apuntar, en menos de 30 segundos (incluiendo la cúpula), a cualquier lugar por encima de 5 grados del horizonte.

El TJO tiene una precisión de apuntado mejor que un minuto de arco para la mayoría de posiciones, con los peores resultados a bajas alturas y en ángulos horarios grandes. El TJO no tiene guiado, pero el seguimiento es estable dentro de un segundo de arco para exposiciones de hasta cinco minutos, llegando a 10 minutos cerca del meridiano.
La instrumentación está ubicada en el foco Ritchey-Chrétien. Una cubierta segmentada protege el espejo primario del polvo cuando el telescopio está apagado. Todos estos elementos se controlan automáticamente.

El equipo básico
suministrado por el fabricante del telescopio incluya el software TALON, escrito en C y shell scripts que se ejecutan en Linux. TALON, que ahora se distribuye gratuitamente bajo la licencia GNU, permite el control de distintos elementos para adquirir automáticamente observaciones astronómicas. Los elementos de hardware controlados por TALON en el TJO son los siguientes: telescopio, cúpula y MEIA.

La electrónica utilizada para controlar cada movimiento de los distintos elementos del telescopio (ejes de Ángulo horario y Declinación, cubierta del primario y enfoque), la rueda de filtros y la cúpula incluye las placas Clear Sky Institute Motion Controller (CSIMC), distribuidas por OMI.

Cúpula

El TJO está cubierto por una cúpula clásica de 6,15-m fabricada por Baader Planetarium GmbH. La visión del cielo del telescopio está habilitada a través de la apertura de una compuerta y un postigo, proporcionando una abertura de 97 x 29 grados cuadrados. La abertura y cierre de la cúpula y el movimiento en azimut están nominalmente controlados desde el ordenador principal utilizando el software TALON. La comunicación entre la tarjeta CSIMC y la electrónica de la cúpula se basa en el protocolo TTL.
La solidez en el control de la apertura de la cúpula es una necesidad para garantizar el funcionamiento robótico y representa el punto más crítico de fallo en el TJO. La abertura de la cúpula puede ser controlada independientemente por un sistema de control redundante, proporcionando una respuesta de alta fiabilidad ante cualquier alarma imprevista y en caso de que el control nominal fallara.